UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

domingo, 23 de abril de 2017

COCINANDO EN LA ESCUELA SIN FERRÁN ADRIÁ. La práctica frente a la teoría.

Se está poniendo de moda que muchos personajes relevantes de la sociedad se  conviertan en expertos en educación y nos trasladen a los docentes su forma de interpretar el hecho educativo. Últimamente Ferrán Adriá, a través de la fundación telefónica, curiosamente se entremezclan intereses empresariales con educativos, pero ya estamos tan acostumbrados a este hecho, que ya no le damos importancia. Pues bien, desde esta plataforma, el afamado cocinero quiere compartir su método de trabajo, el que tan buen resultado le ha dado El Bullí, a las aulas. Así, se pueden descargar desde el programa escuelas creativas, una serie de guías creativas, si redundamos en el término le damos más importancia, con unos premios de fondo como elemento motivador para la participación. 
Son buenas iniciativas, pero ¿de verdad que es un cocinero el mejor modelo educativo a seguir en los centros educativos? Sin duda en los centros de secundaria con módulo de restauración sí, en los demás se pueden utilizar algunas ideas, pero de eso a que sea un referente, dista un trecho enorme. Que conste que siempre defiendo, en la entrada anterior de este blog lo desarrollo, que cualquier elemento motivador de los alumnos, por extraño que pueda parecernos, va a ser adecuado dentro del proceso educativo. Sí a la cocina, sí a utilizar metodologías "innovadoras" que proceden de mundos diferentes al escolar, pero no es necesario convertir a personas que no están relacionadas con el mundo educativo en "gurús" de la educación, puesto que lo que se consigue es desarrollar actividades puntuales, que sacien nuestro espíritu innovador momentáneo,  pero que no dejan de ser islas sin conexión con el resto de la actividad que se desarrolla en el aula. 
Así que seguramente, con el impulso de las teorías del Bullí, podremos ver a muchos niños/as que diseñen un plato con frutas simulando alguna cara o algún animal. Seguramente, desde aquí, desarrollarán el tema de la comida sana y equilibrada, lo cual es magnífico, pero seguramente también, todo quedará en este punto.
El tema de la cocina es mucho más completo que todo esto. Nosotros, en el apoyo de compensación educativa, trabajamos desde aquí, y eso que este curso, con tan solo hora y media a la semana, no tenemos mucha capacidad de darle un impulso importante.
 Pero hemos creado una empresa de catering, hemos visitado una sucursal bancaria para comprobar la capacidad crediticia con la que podríamos contar. Hemos acudido a centros comerciales para la compra de materiales y utensilios. Hemos desarrollado recetas que pueden ser útiles de cara a la rentabilidad de la empresa emprendida. Hemos desarrollado una contabilidad, con el fin de comprobar la sostenibilidad económica de la misma. Hemos llevado a cabo una campaña publicitaria de nuestros productos. Hemos desarrollado una web que publicita nuestra empresa, y desde luego, hemos cocinado. Todas estas actividades multicompetenciales se pueden, y se deben, realizar desde un proyecto de estas dimensiones, no vale con tocarlo de pasada, y desde luego no es necesario que una persona famosa sea el referente. Lo necesario es la capacidad del docente para la motivación del alumnado, y que el primero vea los centros de interés de nuestra sociedad, y por lo tanto de los niños/as para enfocar desde aquí el proceso educativo. Seguramente si emprendemos un proyecto, sin tener claras todas las posibilidades anteriores, analizando más la teoría que las posibilidades prácticas, estaremos perdiendo una oportunidad didáctica importante. Creo que últimamente, con el aluvión de teorías innovadoras con el que nos bombardean, los docentes estamos pensando más teóricamente que en las posibilidades didácticas reales. Así, que me parece, que nos encontramos en un punto en el que debemos dedicarle un poco menos de tiempo a pensar en las cosas que  puedo hacer y un poco más a hacerlas.

Os dejo el enlace con el blog de la empresa de catering, LABORDETA´S FORK ¡Ah y estamos abiertos a recibir los pedidos que surjan!