UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

jueves, 5 de enero de 2017

PLANIFICIÓN. Pacto Social por la Educación en Aragón. Análisis 6

Analicemos el punto que hace referencia a la planificación, quizá ya desde su enunciado sea el más importante a tener en cuenta por la Administración. Una buena planificación nos va a dar un buen proceso educativo, más si cabe, si  tenemos en cuenta realizamos y promovemos una evaluación continua, y medidas que nos permitan realizar los ajustes necesarios en el mismo.

4. PLANIFICACIÓN

La educación es un proceso complejo que precisa de una planificación flexible en cuanto a infraestructuras, recursos materiales y humanos, organización escolar y currículo de las distintas etapas educativas

4. A. Infraestructuras y equipamiento de centros8

La Administración educativa debe proporcionar un sistema de calidad. Para ello ha de planificar con la suficiente antelación, promover la construcción, velar por el mantenimiento y asegurar el mejor aprovechamiento de las infraestructuras educativas públicas. La calidad de un sistema educativo viene claramente determinada por la calidad del servicio de la educación que se presta a la ciudadanía y la de éste, por la calidad de la escolarización y la optimización de los recursos públicos.

Acciones:

4.1.    Realizar una revisión periódica de los equipamientos escolares por parte de la Administración educativa, junto con los ayuntamientos en el caso de los centros de Educación Primaria, para cubrir las demandas educativas en todos los lugares de la Comunidad Autónoma y en particular en las zonas rurales.

4.2.   Elaborar planes plurianuales de reforma, financiación, adecuación y mejora de los centros públicos, según el diagnóstico anterior.

4.3.    Modernizar y actualizar las infraestructuras educativas en los centros sostenidos con fondos públicos por parte de sus titulares, introduciendo elementos que respondan a las demandas que la sociedad hace a la escuela: redes de telecomunicación, instalaciones de eficiencia energética y actuaciones que posibiliten nuevos sistemas de enseñanza basados en las tecnologías para el aprendizaje y el conocimiento y que contribuyan al mismo tiempo a la mejora del medio ambiente.

4.4.   La Administración educativa, en coordinación con los titulares, realizará la revisión periódica de equipamientos en centros concertados, procediendo para su ejecución a la revisión de la cuantía de los módulos de concierto para valorar el coste de la impartición de sus enseñanzas en condiciones de gratuidad.


Todo se está llevando a cabo, la revisión se hace, los planes están en marcha, pero como siempre, topamos con el mismo inconveniente, el déficit público. 
No hay presupuesto para llevar a cabo las medidas propuestas. Al no haberlo, lo primero que se recorta es lo más evidente, la reposición de material; si se ha venido usando hasta ahora y todavía funciona, pues que se siga utilizando aunque sea en condiciones penosas. Se realizan pequeños parches hasta que  la situación llega a ser insostenible. Si hay suerte de contar con algún chapucillas entre el claustro o dentro del personal no docente, se puede alargar la vida del material, si no es así pues siempre nos queda la tradicional tiza, eso sí luego escribimos páginas y páginas sobre innovación.
 Así no es de extrañar que los equipos informáticos de nuestro colegio tengan diez años, los más recientes dotados desde la administración, que también tenemos más antigüos, y que la red sea de tiempos prehistóricos. Es cierto, que hemos renovado los sistemas operativos y hemos instalado software libre. Es cierto, que hemos ampliado los puntos de acceso a la red, y hemos conseguido una conexión que al menos nos permite realizar las tareas, aunque sea con una lentitud a veces exasperante, pero ha sido gracias a los conocimientos aportados por algunos docentes, nunca a las medidas planificadas por la Administración, y de verdad que creo que no por falta de voluntad, sino de presupuesto.
Lo que es peor es cuando acudes a la Administración,  y te percatas de cómo está la red que mantienen allí, los medios informáticos del Servicio de Inspección y las trabas que tienen para conseguir hasta papel. ¡ Bufff! Es terrible, cuando hablamos del informe PISA y nos comparamos con Finlandia, nadie tiene en cuenta esta circunstancia, pero es fundamental.
Aquí el sistema operativo oficial sigue siendo XP, que lleva años fuera de servicio, y el sistema ofimático Office 2003, solo han pasado catorce años. Es lamentable, es más, es patético, así, que se pueden realizar muchísimas planificaciones, muy sesudas y acertadas, pero sin presupuesto no sirven de nada. Y además, ese presupuesto nos debe llegar desde otra Administración, la del Estado, con lo que es más de lo mismo, y se puede derivar la culpa, que la tiene a otro, excusa perfecta para no buscar soluciones alternativas. 
Por eso, en cuanto a planificación, el primer punto debería de ser, poner al día la infraestructura administrativa, flexibilizarla para que sea más dinámica y eficaz, pudiendo derivar fondos de un apartado a otro conforme se vean las necesidades concretas. 
El problema es que cuando se planifica se hace para la generalidad, no se tienen en cuenta las singularidades. Y luego no se es maleable para poder dotar más a quienes sacan más partido de las inversiones, eso se llama eficacia, y es por eso por lo que la administración pública tiene fama de ineficiente, porque no se valora al que es capaz de ser productivo, es un factor que se desprecia, para el gestor es más fácil hacerlo desde la generalidad.
Esta última reflexión tendría que tenerse muy en cuenta a la hora de externalizar los servicios. Si yo puedo con mi personal, hacerme cargo de los mismos, no debo sacar fuera esa labor para que la hagan otros. Últimamente circula el mantra de que lo privado funciona mejor que lo público, a mi entender, no solo no es cierto, sino que a la larga es mucho más caro. Por eso, es muy importante a la hora de planificar, sacar todo el jugo a mis recursos propios, con una buena gestión, que debería venir desde profesionales ajenos a decisiones políticas, y derivar la menor cantidad de recursos posibles a empresas externas. No es tan difícil como puede parecernos en un principio, basta con una buena gestión, repito realizada por profesionales.
 Los puestos de designación política deberían de ser mínimos y dedicados a la toma de las decisiones políticas, o sea, a priorizar las líneas de actuación, pero no tanto a marcar los procedimientos a seguir.

4. C. Recursos humanos

Todos los profesionales que trabajan en el ámbito educativo son esenciales para garantizar la calidad y la equidad de la educación. Por tanto, se ha de conseguir que docentes y no docentes tengan la máxima implicación activa en el centro, potenciando su motivación para el desarrollo de sus funciones.



4. C. 1. Profesorado10

El profesorado es elemento clave en todo proceso educativo. Por lo que la Administración educativa debe establecer medidas eficaces que conduzcan al reconocimiento profesional y social de su labor docente.

Acciones:

4.8.    Recuperar la proporción de tiempos lectivos y complementarios en el horario del profesorado para lograr la adecuada atención al alumnado y la necesaria coordinación docente.

4.9.     Garantizar una oferta de empleo público anual suficiente para estabilizar las plantillas y reducir en el menor tiempo posible la tasa de interinidad en la Comunidad Autónoma al 8%.
4.10.     Facilitar la movilidad del personal docente a través de los concursos de traslados.

4.11.      Ofrecer a los empleados públicos el apoyo jurídico de la Administración educativa, siendo parte demandante cuando proceda.

4.12.     Establecer un nuevo concepto de carrera profesional docente basado en el estímulo y el reconocimiento de la experiencia, la dedicación y la formación permanente.

4.13.     Favorecer la formación docente a través de ayudas y licencias por estudios retribuidas.

4.14.    Reconocer la negociación colectiva como componente esencial en las relaciones de la Administración educativa con el profesorado, estableciendo consensuadamente, siempre que sea posible, los correspondientes mecanismos, normas y reglamentos para un proceso de negociación ágil y eficaz.

4.15.      Recuperar en el plazo de una legislatura las condiciones salariales del profesorado de la enseñanza pública y concertada perdidas desde el año 2010 y avanzar hacia la homologación retributiva con el conjunto de las Comunidades Autónomas.

4.16.    Favorecer la consideración del claustro de profesores como órgano de gobierno de los centros públicos y como órgano de participación en los concertados.

4.17.    Apoyar y reforzar la labor del profesorado, dotándolo de los recursos necesarios, promoviendo el respeto a su integridad, dignidad personal y labor profesional, así como a su autoridad profesional en el ejercicio de sus funciones.

4.18.     Realizar campañas para aumentar la consideración social del profesorado, reconociendo y valorando su labor como elemento indispensable en nuestra sociedad, y pilar básico en la formación del alumnado.



4. C. 2. Personal no docente

La educación en el ámbito escolar no es exclusiva de los docentes, sino que también implica a los profesionales que diariamente (bien sea a través de la atención directa o bien en tareas de índole administrativa o de mantenimiento de los centros) están en contacto con el alumnado. El personal no docente debe ser respetado, su autoridad reconocida, y además debe contar con el apoyo y respaldo de la Administración educativa y del equipo directivo.

Acciones:

4.19. Garantizar y potenciar la formación del personal no docente en temas estrictamente profesionales y transversales, haciéndoles partícipes en los programas, especialmente los de convivencia, que se ejecutan en sus centros para facilitar una intervención coordinada de toda la comunidad educativa
4.20.    Diseñar con carácter general las plantillas mínimas necesarias de personal no docente que debe tener cualquier centro educativo.

4.21.    Acomodar las ratios de estos profesionales a las necesidades de los centros y su alumnado, garantizando así una buena atención tanto educativa y asistencial como de funcionamiento.

4.22.    Dotar a los centros con alumnado con necesidad específica de apoyo educativo de los profesionales necesarios para garantizar una educación de calidad dando una respuesta coherente a las necesidades de este alumnado.




4. C. 3. Dirección de centros

La dirección es pilar fundamental en el funcionamiento en todos los centros educativos, por lo que debe impulsarse su función.

Acciones:

4.23.      Establecer medidas en los centros públicos que fomenten el interés en desempeñar la dirección y aumentar los porcentajes de presencia de la comunidad educativa en las comisiones de selección de director de dichos centros.

4.24.    Reconocer y desarrollar la consolidación de un complemento específico a los miembros de los equipos directivos.

4.25.    Garantizar la formación de los equipos directivos en los centros públicos para que todos sus miembros adquieran una mayor profesionalización, asegurando el liderazgo educativo que permita una mayor capacidad de decisión en los asuntos relativos a autonomía curricular, económica y organizativa de los centros.

4.26.    Reconocer la función directiva de los centros concertados.

Otra vez nos encontramos con un montón de obviedades, claro que hay que fomentar los concursos de traslados, la reducción del número de interinos/as, restituir la bajada de salarios que se acumulan desde 2010, fomentar el reconocimiento social de los docentes. Sin duda, hay que conseguir todo eso, pero también está el consabido déficit público, que hay que reducir, y que es el otro mantra que se utiliza para que todas estas medidas propuestas queden en un manifiesto de deseos, que tristemente, cada  vez asumimos más como imposibles. Así que no quiero entrar en ello, no quiero enfadarme, los pasaremos de largo asintiendo con la cabeza, al menos no generar energías negativas.
En cuanto a las funciones de los claustros y el liderazgo de los centros públicos sí que me parece importante realizar una sugerencia, la pertenencia a equipos directivos no creo que se incentive aumentando el complemento de dirección, acabo de dejar un puesto directivo y no lo hacía por dinero, es más, aunque me hubiesen triplicado el complemento, hubiese pedido el cese igualmente. Considero que si alguien asume un cargo directivo por el incentivo económico no va a ejercer sus funciones de manera adecuada, y será a causa de falta de motivación.
 Después de muchos años de equipo directivo, te das cuenta de que la formación que recibes para las tareas administrativas es mala, mínima y generalizada, por lo que la experiencia es la que te va formando para la realización de estas tareas. Por otro lado está la de liderazgo del equipo docente de cara a la planificación del Proyecto Educativo del Centro, su revisión y su puesta en marcha con carácter funcional. Para  la primera de las misiones sería muy eficaz, disponer de alguien con formación en dicha materia, y además centrado en la misma, un profesional que llevase a cabo la tarea de forma competente, no sería descabellado a mí entender un cuerpo dedicado exclusivamente a ello, como lo es ahora mismo la Inspección Educativa. Para la misión más pedagógica, es imprescindible que la lleve a cabo alguien que pertenezca al claustro y que sea promovido por el mismo. No se puede liderar un grupo si no has pertenecido anteriormente al mismo. Es inviable, puesto que sin estar al corriente de las sinergias del claustro y conocer las necesidades, las aspiraciones pedagógicas y las realidades didácticas, no puedes plantear un proyecto que sea adecuado a las necesidades reales.

Por ello me gustaría encontrar en el documento algún tipo de propuesta que rompiese con el funcionamiento actual del sistema, del tipo a la que voy a proponer. A lo mejor sería factible, se debería de estudiar el método de coordinación necesario y adecuado, una dirección bicéfala, por un lado lo administrativo, designada por la Administración y con carácter no docente, y por otro lo pedagógico, designada por la comunidad educativa y elegida de entre el claustro. Sé que muchos podrán pensar que es inviable, pero a mí me parece que podríamos dedicarle un tiempo a la reflexión y después de un análisis profundo pensar posibilidades para llevarlo a cabo.

Propuestas de este carácter son las que hecho de menos en la redacción del Plan, algo que pueda propiciar un cambio estructural que derive en mejoras prácticas, no meras reformas coyunturales.Podríamos pensar inviable que se pueda tomar una sopa fría de remolacha, y sin embargo solamente no habíamos pensado en ello.