UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

domingo, 11 de diciembre de 2016

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD. PACTO SOCIAL POR LA EDUCACIÓN EN ARAGÓN. ANÁLISIS 4

Vamos a seguir analizando el Pacto Social por la Educación en Aragón. En esta entrada nos vamos a centrar  en lo que hace referencia a la atención a la diversidad. Como me parece muy importante, lo primero que voy a hacer. es  copiar el texto en su integridad, bueno,lo que hace referencia a este tema, y posteriormente realizaremos el análisis.

2. C. Atención a la diversidad5

Es necesario flexibilizar el modelo educativo para adecuarlo a los cambios sociales y a la diversidad de aptitudes, capacidades, intereses y expectativas del alumnado. La atención a la diversidad se articula en todos los centros y niveles y compromete a los agentes educativos que deben hacer suyo el principio de inclusión para garantizar el desarrollo integral del alumnado, favorecer la equidad y contribuir a una mayor cohesión social. Además debe asegurar la adquisición de las competencias básicas para lograr los objetivos de etapa.

La Administración y la comunidad educativa deben comprometerse para responder a la diversidad del alumnado, considerando la singularidad de los centros y sus proyectos educativos. Así, el trabajo en equipo y los proyectos flexibles, que estén vinculados tanto al desarrollo personal del alumnado como a su rendimiento académico, son fundamentales para atender a la diversidad.

Acciones:

2.7.  Dotar a los centros de la autonomía y recursos necesarios para que desarrollen un Plan de atención a la diversidad contextualizado a las características y necesidades de su alumnado al objeto de favorecer su crecimiento personal. Dicho Plan debe incluir la evaluación de las medidas adoptadas, con el fin de valorar sus efectos y proponer actuaciones de mejora.

2.8.    Coordinar las actuaciones de la Administración educativa, ayuntamientos, comarcas, entidades públicas y privadas de carácter socio-educativo para impulsar planes y programas específicos que tengan por objeto la atención a la diversidad; e incrementar sus ayudas para la realización de actividades en coordinación con los centros docentes.

2.9.     Disponer en todos los centros sostenidos con fondos públicos de los profesionales, programas, recursos y medidas de apoyo necesarias para atender al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo.

2.10.  Favorecer al alumnado que precise de actuaciones de carácter compensatorio, garantizando la gratuidad de los materiales curriculares, la prestación de los servicios educativos de comedor y transporte y las actividades que se desarrollen en los centros.

2.11.   Establecer medidas de organización escolar, protección y promoción social contra el absentismo escolar, incrementando los programas que promuevan la permanencia en el sistema para el alumnado con dificultades de adaptación y riesgo de abandono con el fin de conseguir la titulación y su acceso a las diferentes modalidades formativas.

2.12.  Promover las medidas de apoyo necesarias dirigidas al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo, con el fin de que acceda a niveles de formación postobligatoria.

2.13.  Generalizar de forma progresiva los programas de Formación Profesional Básica o equivalentes en los centros de Educación Secundaria que lo necesiten, adaptándose en su caso al alumnado con necesidades educativas especiales.

2.14.   Impulsar los programas específicos de atención domiciliaria utilizando también plataformas digitales que den respuesta a las situaciones especiales del alumnado que por motivos de salud, decisión judicial u otros, no pueda asistir durante un periodo prolongado a un centro docente.

2.15.  Fomentar la colaboración con los profesionales sanitarios para la información y asesoramiento sobre proyectos de educación para la salud.

2.16.  Impulsar e intensificar las actuaciones con el alumnado de incorporación tardía en función de las necesidades que extraordinariamente puedan surgir a raíz de su incorporación al centro educativo.

2.17.   Impulsar, y en su caso ampliar, la extensión de los planes de acogida de inmigrantes en coordinación con Ayuntamientos y Comarcas, con especial atención a la enseñanza del español como lengua extranjera.

2.18.   Potenciar la integración en el centro de los valores que aportan las diferentes culturas, así como la participación del alumnado y sus familias, favoreciendo el mantenimiento de la lengua y cultura de origen del alumnado extranjero y el respeto a las diferencias, fomentando y coordinando actuaciones que faciliten su inclusión.

2.19.   Facilitar al alumnado inmigrante los procesos de aprendizaje y socialización, contemplando la casuística de cada caso, atendiendo cuando sea necesario la prevención y reducción del absentismo escolar, el abandono escolar temprano y la inclusión en el mundo laboral.

2.20.   Impulsar, desde una política de educación inclusiva, ayudas destinadas a las administraciones locales para financiar una respuesta educativa al alumnado que haya agotado todas las actuaciones específicas y que se encuentre con graves dificultades de inserción social o de adaptación al centro educativo.

2.21.  Impulsar líneas de actuación sobre atención a la diversidad en zonas geográficas y centros que requieran una intervención educativa específica para favorecer la compensación de desigualdades por razones sociales, culturales o económicas.

2.22.     Potenciar la introducción progresiva en los centros de nuevos perfiles profesionales: personal sanitario, profesorado de acogida, profesorado de español como lengua extranjera, trabajadores y educadores sociales y mediadores interculturales.



2. C.1. Educación Especial

La Educación Especial está destinada a alumnos con necesidades educativas especiales debidas a discapacidades psíquicas, físicas o sensoriales, que deban ser compensadas en centros ordinarios o específicos, para la mejora de sus aprendizajes y su desarrollo integral.

Acciones:

2.23.   Desarrollar un reglamento de los centros de Educación Especial dadas las especiales características de sus profesionales, alumnos y familias.

2.24.    Garantizar la coordinación de las actuaciones entre centros, familias y administración y cuantas sean necesarias en la escolarización combinada.

2.25.    Potenciar la formación del profesorado y profesionales implicados en la Educación Especial, impulsando el sistema de centros de referencia, conforme a sus características y especialización. La cooperación de las facultades de educación será indispensable para apoyar y difundir las innovaciones presentes en estos centros.

2.26.   Impulsar la sensibilización de todos los centros educativos de la Comunidad Autónoma con respecto a la Educación Especial, sobre todo en los de Educación Primaria y Secundaria. Para ello se favorecerá el desarrollo de un Proyecto autonómico de visualización de estos centros de Educación Especial.

2.27.   Potenciar la elaboración de proyectos educativos y planes que contemplen la atención integral al alumnado que presenta necesidades educativas especiales y las estructuras de apoyo y asesoramiento interno en los centros.

2.28.    Garantizar la participación de las familias del alumnado con necesidades educativas especiales en el proceso formativo de sus hijos e hijas, especialmente cuando estos requieran una atención educativa específica y medidas diferenciadas.

2.29.   Impulsar acciones dirigidas a favorecer la inserción laboral del alumnado con necesidades educativas especiales que finaliza su proceso educativo o lo abandonó prematuramente, mediante convenios de colaboración suscritos entre las administraciones educativas, servicios sociales de empleo, entidades privadas sin fines de lucro y el tejido empresarial aragonés.

2. C.2. Altas capacidades

La educación del alumnado con altas capacidades constituye un reto para los centros y los docentes, porque deben conseguir, en un ámbito de equidad e inclusión, su integración en el aula y en el entorno escolar, a la vez que desarrollan al máximo su potencial.

Acciones:

2.30.  Escolarizar al alumnado con altas capacidades en centros ordinarios, dotándolos de la autonomía y recursos necesarios para que desarrollen un proyecto contextualizado a sus necesidades con el objetivo de favorecer su crecimiento personal y, en su caso, atender a sus familias.

2.31.  Promover el establecimiento de convenios entre la Administración educativa, las Universidades y diversas instituciones científicas y culturales, al objeto de desarrollar programas de profundización de conocimientos y constitución de grupos de investigación.

Todo las acciones que plantea son irreprochables, no hay que ponerles pero alguno. Francamente tienen mucho sentido, pero todas tienen un común denominador, que la Administración  puede dejarlas en aplazamiento, comprometiéndose a futuro, para que más tarde, ese futuro se convierta en olvido, puesto que todas las acciones son CARAS. Y en tiempo de recortes ya sabemos todos en que partidas se mete la tijera con más rapidez, aquí, afectan a lo más sagrado, el presupuesto.
 Se trata de un colectivo muy necesitado pero no muy numeroso, luego son pocos votos y por estrategia política, puestos a perder votos de un colectivo que sea de uno con poca gente, o sea, el de la atención a la diversidad. 
Me pareció tremenda la desaparición del programa de  "Educación Compensatoria", el cambio de denominación de los niños/as de este colectivo sirvió principalmente para retirar una plantilla de profesionales específicos, que lo llevaban a cabo en algunos centros, y así unos eurillos que pasaban a la cuenta de ahorro. Por cierto se habla de ello en las acciones 2.16 a 2.22, pero como siempre. no se concreta en absoluto. No se habla de una organización flexible para dotar a los colegios, con una proporción alta de alumnado de estas características, con plantilla para organizar cotutorías, o de reducción significativa de la ratio. No sería ninguna barbaridad que en los colegios más afectados por esta problemática se tuviese una ratio de quince alumnos/as por clase, y no de veintisiete como nos fijaron en nuestro colegio en una aula donde casi la mitad de los alumnos/as eran de etnia gitana o inmigrantes, y donde había alumnos/as de los considerados "compensatorios".  Para solucionar el problema tuvimos que crear, con la plantilla que ofrecía el cupo de ese curso, en el que no se nos consideró especialmente, una cotutoría para desdoblar dos aulas en tres, y pasar de una ratio de veintisiete a una real de dieciocho. A pesar de tener el consentimiento de facto de nuestro inspector de referencia, tuvimos que ocultarlo a nivel oficial, para que las altas jerarquías de inspección no tuviesen referencia del apaño. Es muy triste que se tenga que cometer una alegalidad para mejorar las condiciones de los niños/as, es indignante. Lógicamente para poder solucionar este problema tuvimos que "compensar" otros programas que se llevaban a cabo en el colegio con una reducción de tiempos ¡Bien por la Administración! Es aquí donde flojea el Pacto, tiene que obligarse a atender estas situaciones de forma concreta, con reducciones de ratio concretas , lo demás es hablar sobre las acciones que se llevan a cabio en los colegios para poder sobrevivir.
 Por supuesto que hay que colaborar con otros estamentos colaboradores, valga la redundancia, pero es que eso es evidente, es hablar de lo que ya se hace. El Pacto podría fijar un porcentaje mínimo del presupuesto para abordar estas problemáticas. Si se quiere una escolarización combinada, son necesarios recursos. Si se quiere fomentar la atención al alumnado con AACC, es necesario dinero, si se quiere personalizar la educación de los alumnos en situación de emergencia social y evitar que sufran un desfase curricular, es necesario dinero. Estas labores son muy costosas en esfuerzo y en materiales, si se quiere salir de los buenos deseos debemos plantear hasta donde estamos dispuestos a llegar y cuantificar ese esfuerzo, en cantidades concretas, al menos porcentualmente. Si no se hace así, caeremos en lo de siempre. Nos dirán: "Por necesidades económicas debemos posponer estas iniciativas para el curso próximo". O como ya ha pasado abriremos aulas TEA y no las dotaremos de material, total estos chicos pueden meterse en cualquier sitio, ¿no? Y lo que conseguiremos realmente, es quemar a los buenos profesionales que vocacionalmente piden hacerse cargo de este tipo de situaciones, por cierto, quizá el Plan debería plantear recompensas para estos profesionales, como un complemento específico, pero de verdad, no una propinilla para lavar la cara de la Administración. No se puede olvidar, que la desmotivación de los profesionales dispuestos a asumir las situaciones más complicadas, es una pérdida de recursos y por lo tanto, a la larga, un deterioro del sistema. Puestos a verlo desde un punto de vista economicista, una pérdida de dinero. Hay quien solo se convence con este tipo de argumentos.
Si quiero que el campo de almendros tenga un gran rendimiento deberé utilizar el riego por goteo, si lo dejo en secano recogeré también almendras pero en mucha menor cantidad aunque trabaje el doble. A largo plazo habré perdido dinero, puesto que el goteo no es un gasto, es una inversión.