UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

miércoles, 16 de noviembre de 2016

PROYECTO VALLA. APOYOS DE "COMPENSACIÓN" EDUCATIVA 8

Durante este curso, voy a hacerme cargo de dos grupos de "compensación" educativa. Un grupo con alumnos/as de quinto de primaria, y otro con alumnos/as de sexto. El trabajo con el segundo ya lo he tratado aquí varias veces, el curso pasado emprendimos un proyecto para la creación de una empresa que se dedica a la elaboración de catering de cocina, elaborando ágapes. Nuestra intención es retomar el trabajo del año anterior y elaborar el almuerzo  que se suele realizar con los maestros/as del colegio el último día de clase. Para  este grupo disponemos de dos sesiones semanales, por lo tanto, no vamos a implementar ninguna tarea adicional, y creo que tenemos trabajo y competencias a mejorar hasta final de curso a través del proyecto planteado. De todas formas, conforme vayamos elaborando recetas, las iré compartiendo, con el fin de ir poniendo los dientes largos.
Con el grupo de quinto es distinto, son seis sesiones semanales, y la mayoría del grupo se ha incorporado al apoyo durante el presente curso escolar. Además son mucho más dispersos y les cuesta mantener la atención, por lo tanto, trabajar sobre un mismo proyecto, se nos puede hacer muy cuesta arriba. Por otro lado, el curso pasado trabajé con un grupo de tercero de primaria por retos, y esa posibilidad se les queda demasiado corta. Así que la solución la he encontrado mezclando varios proyectos y algún que otro reto.
Así hemos programado con ellos diversas tareas que combinamos a lo largo del trabajo semanal. El principal proyecto a realizar en este trimestre, es el arreglo de las vallas del huerto del colegio, las hemos reparado y las estamos pintando de diversos colores. Esta actividad les parece motivante y les ilusiona. Voy a analizar aunque sea someramente las competencias en las que estamos incidiendo.
La competencia matemática la trabajamos desde las combinaciones de colores que vamos pintando en la valla, ellos/as eligen como lo hacen, pero luego trabajamos sobre los patrones que se van repitiendo, También con los estudios del rendimiento que nos dan los botes de pintura, y en los presupuestos iniciales y finales que llevamos a cabo.
La competencia lingüística está trabajada  desde el diario de trabajo que elaboran, primero en su cuaderno, y más tarde en un documento ofimático.
La competencia digital en la elaboración de dicho documento, así como en la búsqueda de imágenes que nos ilustran y en la de materiales que son necesarios para realizar nuestro trabajo.
La competencia emprendedora está trabajada desde las decisiones que toman a la hora de organizarse el trabajo, y en la estructuración y planificación  del mismo.
La competencia que incide sobre la conciencia y expresión cultural está trabajada en la elección de los colores que estamos utilizando y en su disposición a lo largo de la valla.
La de aprender a aprender al elaborar el planing del proyecto, teniendo en cuenta la priorización de tareas y su secuenciación temporal.
Por último la competencia social y ciudadana la trabajamos en la relación que se establece entre los miembros de un mismo grupo de trabajo, grupos  que van variando de día a día, y en la canalización de la competitividad que va surgiendo de unos a otros.

Como he dicho este proyecto lo simultaneamos con más retos y tareas, como la elaboración de un cuento de navidad que leeremos a los alumnos/as de E. Infantil, un campeonato del juego de los chinos, un campeonato de bingol, una competición de resolver acertijos y todo aquello que va surgiendo y que les llama la atención, no creo que haya mejor factor motivador. Lo importante es lo a gusto que trabajan todas las competencias y la sonrisa de sus caras cuando voy a buscarles a las clases "normalizadas".
Iré comentando todas ellas poco a poco en futuras entradas.