UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

lunes, 18 de abril de 2016

LA DIFÍCIL ELECCIÓN DEL CENTRO ESCOLAR

Estamos en plena vorágine de solicitud de vacantes escolares para el curso 2016-17. Hace ya varios años que la población del barrio, donde estamos enclavados, ha envejecido considerablemente. Con este proceso, paralelamente, también ha surgido un descenso de peticiones de matrícula para niños/as de tres años, que ha sido vertiginoso, acarreando además el cierre de vías en los colegios de la zona. A nosotros/as, por varias razones, situación geográfica del centro, población asentada al lado del centro, nos ha afectado de una forma impactante, los últimos años hemos pasado de tener tres vías a una solo, muy llena, pero una, aumentando el nivel de dificultad para ser colegio elegido por las nuevas familias.
Creemos con firmeza en el proyecto que ofertamos, nuestro bilingüismo es de lo mejor de la comunidad, lo hemos demostrado en los certámenes a los que nos presentamos, no lo digo por decir. Por otro lado, individualizamos la enseñanza al límite de nuestras posibilidades, por eso tenemos esa gran cantidad de apoyos de diferentes tipos, con los que intentamos llegar  a las necesidades de todo tipo de alumnos/as y que he ido describiendo en este blog.
Al principio de producirse esta situación, intentamos llegar a la sociedad del barrio para poder "venderle" nuestras fortalezas, y que se planteasen nuestra opción para sus hijos. Pusimos carteles por el barrio, repartimos folletos por las guarderías, realizamos exposiciones de nuestro trabajo en las mismas, preparamos varias jornadas de puertas abiertas y visitas individualizadas para las familias, de forma que pudiesen ver el colegio, en vivo, con los niños/as en las aulas.
La verdad es que ha sido mucho esfuerzo, no voy a decir en vano, puesto que hemos convencido a varias familias, pero no ha sido suficiente para evitar el cierre de vías, por lo que un poco descorazonador sí que ha sido.
Este año partimos con dos vías de inicio, eso nos anima, pero nos hemos dado cuenta, que si bien dentro de la comunidad educativa es más fácil ganar prestigio, entre la sociedad es complicado quitarse los sambenitos previos.
La mejor manera es a través de los comentarios elogiosos de nuestros padres/madres, por fortuna no nos faltan, anexé uno en la anterior entrada, pero los impulsos sociales son  muy complicados. Mientras los negativos enraízan enseguida y son de difícil extracción, los positivos cuesta que sean atendidos, se entiende que se habla desde el plano personal y no se atiende a la generalidad, tendemos a dar más valor a lo negativo sin comprobar su veracidad.
Es difícil, ya digo, pero no podemos cejar en nuestro empeño, debemos buscar un colegio cada vez mejor, ajustándonos a las nuevas circunstancias constantemente, es  nuestra labor, nuestra vocación y por lo que nos pagan.
Hemos recibido y recibimos un feedback de nuestro trabajo muy positivo también por parte de la Administración educativa, entiendo que piensan que lo hacemos bastante bien y que creen positivas muchas de las medidas  que adoptamos y proyectos que emprendemos, al menos así nos lo han manifestado.
Pero hace falta un pequeño altavoz hacia la sociedad con la que convivimos; en el periodo de elección  de centros, la propia Administración podría realizar un listado de las fortalezas de cada colegio, implementando los proyectos y programas que llevan a cabo, no sería muy costoso, y tampoco apostar por unos centros determinados por que sí, sino por proyectos que están en marcha, que cuestan esfuerzo y dinero, que es público, no lo podemos olvidar. Sería una optimización de los recursos invertidos, que son de todos/as por cierto.
Alguien tiene que ayudarnos a quitar los toldos que nos han puesto delante para que se pueda ver nuestra realidad total, sin difusiones, puesto que esos toldos nos los han puesto, no son cosa nuestra.



IMAGEN   http://enfocandoaalba.blogspot.com.es/