UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

sábado, 30 de abril de 2016

EDUCACIÓN FINANCIERA, SÍ PERO DE FORMA PRÓXIMA A LOS NIÑOS/AS




La Educación Financiera está muy de moda desde hace un tiempo. En Primaria, podemos plantearnos cómo enfocarla de muy diversas maneras. Desde una postura radical de no querer saber nada de ella por no bailarle el agua al sistema financiero, hasta intentar explicar a los niños que es el interés simple y el interés compuesto. Ni tanto ni tan calvo. No hay que crear futuros inversores, pero sí que tienen que conocer las interioridades del sistema. Deben saber de donde procede el dinero, y también aproximarse a las formas de compraventa del mismo.
Con el grupo de apoyo de compensación educativa de quinto de primaria, estamos trabajando con ABP, nos embarcamos en el proyecto de la creación de una empresa de catering, para surtir de ágapes a las comunidades educativas que nos lo requieran, lo comentaremos más extensamente en una entrada posterior.
Pero claro la primera dificultad con la que nos encontramos, una vez solucionado el papeleo inicial, fue la necesidad de una financiación para la empresa.
Los niños/as a esta edad siguen pensando que el dinero se fabrica con una máquina, que la misma  se puede comprar y que eso es lo que hacen los bancos. Así que la mejor manera de solucionar y corregir todas estas ideas es ir al lugar donde manejan nuestro dinero diariamente, una entidad bancaria.
Me puse en contacto con el director de una agencia de Ibercaja, D. Sergio Gayán que nos atendió a las mil maravillas. Nos recibió en su despacho y lo primero que hizo fue explicarnos como conseguían dinero las entidades bancarias, que es una compra-venta, la forma de averiguar la validez de un billete y  el concepto de dinero digital, lo que sorprendió a los alumnos/as. Estuvimos comprobando los sistemas de seguridad que tienen los billetes de 500 y de 200€.
Tras la exposición inicial de Sergio, que siguieron con muchísima atención, comenzó el turno de preguntas.
¿Qué hay que hacer para conseguir un préstamo?
¿Qué documentación tenemos que aportar para poder conseguir uno de 600€ para capitalizar nuestra empresa?
¿Qué es un avalista?
¿Qué pasa si un mes no se puede amortizar el préstamo?
¿Cómo se utiliza una tarjeta de crédito?

Las respuestas fueron muy claras, y los niños/as entendieron de una forma real y concisa el concepto de "finanza".
A la salida realizamos una evaluación de lo aprendido, y entonces el sorprendido fui yo. No tenían nada que ver los alumnos que entraron y que salieron de la sucursal financieramente  hablando, y eso que la visita apenas duró cuarenta y cinco minutos.
Dos elementos importantes fueron centrar las dudas en un proyecto real, la necesidad de financiar la empresa de catering sobre la que gira nuestro proyecto, y la atención personalizada por parte de Sergio en la sucursal, que es el espacio real, y no en el aula. El secreto está en individualizar el proceso y acercarlo a la realidad personal de los niños, lo demás son fuego de artificio, pisadas que no dejan marca en su educación.


IMAGEN: http://enfocandoaalba.blogspot.com.es/