UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

miércoles, 23 de marzo de 2016

LA VALIDEZ DE LOS REPRESENTANTES. JORNADA CONTINUA 8

Se están produciendo las primeras votaciones de la Orden de Tiempos Escolares, sorprendentemente y a pesar de las trabas que ha habido que ir sorteando, los proyectos están saliendo adelante en muchos centros. En estos momentos se está produciendo una mayoría de sí, y los que no lo están consiguiendo es por margen muy pequeño, en algunos casos menos de una decena de votos. Con el planteamiento que se ha establecido esto supone que más del 70% de los padres y madres que han ejercido su derecho a voto en estos últimos centros, han votado a favor del cambio de jornada, y a pesar de ello no lo han podido conseguir, en estos colegios se va a producir algún que otro  problema de convivencia , puesto que una mayoría  amplia de las familias han votado por una jornada distinta, y sin embargo continúa lo anterior.
Siempre he mantenido que los maestros/as no deberíamos habernos visto envueltos en el proceso, que no se trata de una reivindicación laboral, aunque acarrea unas condiciones laborales diferentes, que la conciliación familiar y las necesidades de los niños/as y de las familias debían ir por delante. Por lo mismo en una entrada anterior critiqué la intervención de los sindicatos, que a mi entender, no debían inmiscuirse en el desarrollo del proceso, por el flaco favor que creo que hacían al mismo.
Sin embargo más sorprendido me tiene la participación de FAPAR, es muy significativa la actitud negativa hacia la nueva jornada por parte de la federación. No quiero entrar en lo que ha podido suponer de empeoramiento de la imagen de los docentes para algunas familias, lo que no mejora en absoluto la coordinación familia-escuela. Se ha cargado contra un enemigo que no lo es. Todos debemos remar en la misma dirección, todos debemos tener un mismo objetivo, que es la mejora del sistema educativo para y por los niños/as.
 No se ha percatado de lo que supone estar siempre en contra de otro colectivo sin reflexionar que lo que se propone puede ser bueno para el que representas. NO todo en la vida es dicotomía, lo que perjudica a unos no tiene que beneficiar a otros y viceversa. Puede haber situaciones que beneficien a todos los colectivos, y por enfrentarte a quien consideras rival, no mejoras la calidad de vida de tu aliado.
Si se analizan las votaciones hasta ahora, en todos los centros en los que se ha votado, ha habido una gran mayoría de familias, a las que en teoría representa FAPAR, que son contrarias a la postura que ha mantenido la organización, incluso en los centros donde ha salido rechazado el proyecto. Creo que un análisis, y para nada ha de ser profundo, demuestra una estrategia muy equivocada. Puede ser, que no se hiciera un sondeo real de lo que querían las familias aragonesas, puede ser, que la inercia de los paradigmas, no les dejase ver esta situación, pero creo que la equivocación es evidente. No quiero pensar en intereses personales, ni en nada parecido, pero algo debería de pasar.
La coherencia marca que cuando un representante social, está tan en contra del colectivo al que representa, como está siendo en este caso, debería haber un replanteamiento. Lo más coherente sería convocar una votación para refrendar su posición dentro de la federación. Pero hay que se valiente, y no  habría que realizarlo con las votaciones de las Asociaciones, sino abrirlas a todos los asociados, para que pudiesen expresar su opinión, Entiendo además, que se debería buscar un margen de apoyo adecuado y que debería  de ser de un 55% de las familias censadas. Si queremos proteger un espíritu democrático debería buscarse siempre. Si desde FAPAR se actuase así, yo como padre de familia, me sentiría representado, si no es así, mi sentimiento será de frustración. No se puede dar la espalda a la realidad que representas.


Imagen:  http://enfocandoaalba.blogspot.com.es/