UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

lunes, 15 de febrero de 2016

TALLER DE CINE EN LA HORA DE REFUERZO EDUCATIVO. JORNADA CONTINUA 6

Estamos dándole vueltas al proyecto de Organización de Tiempos Escolares, y al aprovechamiento del mismo, para poder introducir prácticas de innovación educativa. Lo primero que te viene a la mente es la organización temporal, creo que nosotros la tenemos ya resuelta con el último ajuste del Anexo IIIB. Lo siguiente, es todo  lo que tiene que ver con las prácticas pedagógicas, aquí tenemos que debatir en el claustro si nos lanzamos al trabajo por proyectos, ABP, al menos desde algún nivel de forma experimental, o continuamos la organización típica por áreas. Son cosas que necesitan de una reflexión, concienciación y compromiso muy profundos y que no se pueden tomar a la ligera. En ello estamos, en pleno proceso de consulta al claustro de maestros/as, para ver hasta dónde podemos avanzar por ese camino.
 Pero hay otro mucho más fácil de seguir para poder llevar a cabo prácticas innovadoras. Es el de la hora de refuerzo educativo que tenemos que implantar por las tardes. Lo primero es que no se trata de llevar a cabo una competencia desleal a las empresas de aire libre que se encargan de realizar las actividades extraescolares a través del AMPA. Hay que realizar actividades que puedan complementar el trabajo que desarrollaríamos en el aula en la jornada de mañana.
 Lo más recurrente es realizar actividades de refuerzo curricular, ofertándosela a aquellos alumnos/as que necesiten un pequeño empujón para llegar a adquirir los estándares imprescindibles. Ese tipo de apoyo se podría sacar del horario normalizado, además se necesitarán horas de los maestros/as que habrá que restar de las que ahora disponen en su jornada, puesto que hay que cambiar una hora lectiva por otra de permanencia en el centro, para ajustar sus horarios laborales. En nuestro colegio además contamos con el apoyo de varias ONGs que también realizan esa labor. Así que ¿por qué no damos un paso más?
Ya estamos realizando dos actividades que encajarían perfectamente con la naturaleza de lo propuesto, una el coro y otra el grupo de teatro. Así que tenemos marcada la senda, solamente debemos ensancharla y profundizarla. De esta forma propongo actividades que amplíen nuestra capacidad competencial, que sean difíciles de llevar a cabo en el desarrollo habitual de las clases y que tengan un carácter voluntario. Podría tratarse de propuestas que se llevasen a cabo durante un periodo concreto del curso escolar, un trimestre por ejemplo, y que pudiesen ser multinivel.
Me voy a lanzar a proponer un ejemplo, que además me gustaría llevar a cabo. Un taller de cine.  No un taller de cine centrado en la realización de películas o de videos, eso quizá sería más labor de las empresas de actividades extraescolares. Me refiero a un taller de lenguaje fílmico, donde los niños/as aprendiesen a saber captar todos los matices que nos da el séptimo arte. Ya he comentado en alguna entrada anterior que el cine es el arte con el que más contacto tenemos a lo largo de nuestra vida habitual. Es muy rara la persona que no pasa más de una hora al día delante de la televisión, bien sea viendo una película o un programa de entretenimiento. En las aulas cada vez utilizamos más los videos didácticos como instrumentos educativos, y a pesar de ello, la mayoría de nosotros/as somos incapaces de reconocer un plano, distinguir una secuencia de otra, o ver la importancia de una determinada iluminación en lo que nos están contando. Nos quedamos tan solo con la narración de la historia por parte de los personajes, y perdemos gran parte de la información que nos están proporcionando.
Un taller de cine en esa hora subsanaría este problema, enriquecería nuestra competencia lingüística y la de aprender a aprender, y nos proporcionaría unas herramientas muy valiosas en nuestro devenir diario. Se podría realizar en un trimestre y agrupar la oferta por ciclos para adaptar las actividades y el visionado de las películas a la edad de los niños, pero sería siempre multinivel, lo que ayudaría como agente cohesionador y vertebrador del colegio.
Puede que de primeras muchos compañeros vean en propuestas como la que estoy planteando una ampliación de jornada, una forma de sacar recursos por parte de la administración de forma gratuita. Yo no lo veo así, intento mirar de forma positiva, y lo que observo es una posibilidad para ampliar las posibilidades del proceso educativo de una forma flexible y sin el agobio y la estrechez que nos da la organización por áreas, sin necesidad de llevar a cabo un cambio radical en lo organizativo. De la misma forma que me apetece dar en esa hora un curso de cocina para niños, donde trabajamos todas las competencias  y poner en práctica muchas estrategias metodológicas que con la actual estructura son imposibles. Creo que este tipo de actividades ayudan a afianzar las competencias de forma efectiva y real. Creo también que personalmente nos enriquecen personalmente, puesto que nos hacen enfocar de otro modo nuestra labor educadora. Siempre me he basado en mi experiencia desde el tiempo libre para la programación de mi trabajo, eso me ha dado seguridad y una riqueza de recursos que estimula mi imaginación didáctica. Hay que intentar ver como la medida mejorará nuestra capacidad educadora, y no como una intromisión en nuestra zona de confort. Quien no pueda verlo así, siempre puede trasladar los apoyos curriculares a esta franja del horario y tampoco verá su dinámica profesional excesivamente modificada.

Imagen  http://enfocandoaalba.blogspot.com.es/