UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

jueves, 31 de diciembre de 2015

LA IMPORTANCIA DE LAS FAMILIAS EN LA LABOR ESCOLAR

El otro día, en un comentario en la entrada anterior, Carmen incidía sobre  la importancia de la familia en la labor que se realiza en la escuela. No puedo más que darle toda la razón. La importancia que se le otorga, dentro del núcleo familiar al trabajo desarrollado en el colegio, va a marcar la eficacia del mismo, y se va a ver reflejado en los resultados. En nuestro colegio,  la capa social a la que atendemos, nos otorga una estructura   muy polarizada, atendemos a algunas familias para las que la labor escolar no tiene ninguna importancia. Paralelamente, tengo que ser justo, el resto de los núcleos familiares están muy implicados, esto se ve reflejado en nuestra AMPA, con un porcentaje de familias asociadas un poco bajo, comparándonos con otros centros de la zona, pero súper implicada en todas las actividades. Desde aquí aprovecho para darles las gracias por toda su dedicación, tenemos mucha suerte de que estén a nuestro lado.
Si nos fijamos en las familias con poca implicación, podemos sacar una serie de conclusiones.
La primera que aquí se acentúa el absentismo escolar, hemos conseguido, creo que gracias al trabajo del aula de convivencia, y del esfuerzo en individualizar la enseñanza desde la organización del colegio, reducirla bastante, pero debemos seguir trabajando en ello. Otra es que los resultados escolares se ven mermados dentro de este grupo, es muy difícil convencer a los niños/as de la importancia de su trabajo, si el mismo no es valorado en su casa.  Y además, se ve al colegio como una forma más de asistencia social, donde los niños/as pueden comer de forma gratuita, no pasa nada con llegar tarde al colegio mientras se haga antes de la hora de comedor, situación que debimos cortar, para que no se produjese más. Cuando estas familias viene  a una reunión con la dirección del centro debemos convencerlas de la importancia de caminar de la mano en la educación de sus hijos/as, y a veces debemos poner mucho empeño en esta tarea. No ayuda para nada la poca valoración que tiene la escuela dentro de la sociedad actual en nuestro país, pero ese es otro tema, bueno, o no tanto.
Volviendo a una visión general, es evidente que las familias que más importancia dan a la labor escolar, suelen tener mejores resultados, no más elevados, la capacidad de los alumnos/as es la que es, pero sin duda siempre se saca más rentabilidad al esfuerzo de los niños/as. Cuando una familia le da a la labor escolar la importancia que tiene, está creando personas más responsables, y creo que mejores ciudadanos/as. Pero no tenemos que confundir términos, importancia no es exclusividad. La escuela no es la estrella en torno a la que gira la vida de los niños/as, muchas veces los maestros/as confundimos también los términos, no podemos pensar que al salir del colegio los padres y las madres deben ser una extensión del maestro/a, todo tiene su justa medida. Recuerdo un profesor del IES donde acudía mi hija, que pretendía dejase de ir al campeonato de España de Baloncesto por un examen de Historia, lamentable.
Solamente con que desde la familia se dé la importancia que tiene a la labor escolar, y a la figura del docente, sería suficiente para mejorar el rendimiento.  Por otro lado desde la escuela, tampoco debemos agobiar con multitud de tareas donde los padres hagan de maestros. Una cosa que debemos trabajar más en la escuela  y en la familia, es la responsabilidad, a veces nos obsesionamos con que los niños/as trabajen mucho, pero asumimos en nuestra espada la responsabilidad del trabajo. Es siempre mejor que los alumnos/as trabajen menos y se responsabilicen más, en el futuro sacarán mucho más rendimiento a su esfuerzo. Esa es nuestra responsabilidad,y en eso debemos trabajar, tanto  maestros, como  padres.
Como resumen, la familia no tiene que pisar sobre la huella que marca la escuela para reforzarla, pero tampoco tiene que borrarla, cumpliendo esto que parece tan fácil, pero no debe serlo, puesto que no lo conseguimos con facilidad, sería más que suficiente para conseguir una gran mejora en los resultados de nuestro sistema escolar.
FOTO: http://enfocandoaalba.blogspot.com.es/