UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

jueves, 27 de agosto de 2015

LOS NIÑOS/AS NO VEN EXTRANJEROS, SOLO NIÑOS/AS.

Viendo el otro día la tele me encontré con la siguiente noticia, en la misma, preguntado un niño de sobre si en su escuela hay extranjeros, el mismo comenta que "no, solo hay niños", si se quiere leer la noticia entera, solo hay que pulsar en la imagen. Me pareció fascinante, es verdad, pero no me sorprendió, sobre todo si se mira la dinámica del recreo de un colegio con población inmigrante, sobre todo en la etapa de E. Infantil.
Los niños/as pequeños no están mediatizados todavía por las intransigencias y paradigmas que nos vienen dados por el hecho cultural al que pertenecemos.
Somos los adultos, con nuestros prejuicios ya adquiridos, los que mediatizamos a nuestros pequeños, y tristemente, lo hacemos la mayoría de las veces negativamente.
En mi colegio, tenemos una población escolar con bastantes alumnos/as de etnia gitana, y también con bastante población de origen extranjero. Los niños cuando vienen al colegio con tres años, no se distinguen entre ellos por esta razón, ellos no ven más allá que niños y niñas, esa es la única distinción que hacen , ni siquiera se percatan de la diferencia racial. Si no hacen  ninguna referencia al origen ni a la pertenencia de una persona a un grupo social, ¿por qué más tarde, sí que la hacen?. Algo tenemos que estar haciendo mal, pero creo que en este caso no hay que achacarle la culpa a la escuela. Es la sociedad en la que estos niños viven, la que les inculca estos valores, muchas veces incluso,contra el trabajo que se realiza en los centros escolares.
Parece además que la sociedad se siente cómoda con estas distinciones, no tendría sentido eliminar herramientas contra una xenofobia adquirida, como es Educación para la Ciudadanía, argumentando además, como única razón, que se adoctrina.
 Puedo parecer pesado volviendo hacia el mismo lugar en casi todas las entradas y siendo tan recurrente. Pero es que sigo sin entender, como podemos privarnos de algo que nos hace mejores. El problema está, seguramente, en el valor que esta sociedad da a las cosas, priorizando lo material sobre lo espiritual. Esto es muy peligroso, puesto que si nuestros jóvenes enlazan con un referente moral, que tenga valores que no son los naturales, que son los que tienen los niños/as instintivamente, valga como referencia el niño del artículo, nos podemos encontrar con otros niños de la misma edad que en youtube aprenden a degollar ositos de peluche.
 Las referencias morales son muy importantes, debemos reflexionar sobre ellas, y dárselas a nuestros niños/as para que en el futuro sean personas que nos lleven a un mundo mejor. Si lo que hacemos es menospreciar a las instituciones que pueden ayudarnos, como es la escuela en este caso, y además no ayudamos a las familias a tener claro que lo ético debe estar por encima de lo material, empezaremos cada ve más problemas en nuestras sociedades. Será tarde para lamentaciones.