UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

lunes, 27 de julio de 2015

Si tienes tiempo... imaginación didáctica.

Estaba esta mañana dándole vueltas a lo de las gafas de maestro. He tenido la suerte de poder venir a pasar uno días a la montaña, y mientras subía a un lac que se llama Lac sans fond, pensaba en actividades que podríamos realizar el próximo curso, en los apoyos de educación compensatoria. Lo primero, buscar la traducción al español, aunque sea evidente, lo segundo situarlo en el mapa, una vez visto, buscar las conexiones con el cercano puerto de San Bernardo, y la raza de perros que lleva ese nombre. También podríamos investigar sobre la realidad del topónimo; eso de sin fondo, puede darnos mucho juego, buscar información sobre los lagos de montaña, como se producen y ver su profundidad media.
 Con estos datos también podríamos lanzar una lluvia de ideas sobre las razones para que tenga ese nombre, y con las mejores y con los perros San Bernardo, realizar alguna composición, incluso podríamos preparar una pequeña escenificación con las más divertidas.
Se puede investigar también la distancia hasta Zaragoza, reflejar esta distancia en diferentes magnitudes, y comprobar con un análisis sobre la velocidad, el tiempo que podríamos tardar en llegar utilizando diferentes medios de comunicación, incluso comprobar el tiempo que tardarían diferentes animales en recorrer esta distancia.
Todas estas cosas y alguna más, he ido pensando mientras realizaba la ascensión, es lo que llamo utilizar la imaginación didáctica, así que hoy me he puesto las gafas de maestro y he aprovechado para programar un montón de actividades que pondré en marcha el próximo curso. No estoy en el colegio, pero tampoco me olvido de la escuela, seguro que mañana cuando suba a otro lac, se me ocurren otras actividades y mejores.