UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

jueves, 30 de julio de 2015

El machismo en el mundo educativo.

Es un hecho que la profesión docente está principalmente compuesta por mujeres. Cuando accedes a un claustro, la mayoría de las veces, más del ochenta por ciento de sus miembros son mujeres. Sin embargo en las reuniones de equipos directivos, esa proporción no se ve reflejada. He pertenecido a varios equipos y han empezado siendo de mayoría masculina y poco a poco me he ido quedando solo, como creo que es lo normal. Muchas veces se dice que las féminas debido a la maternidad tienen menos disposición al compromiso que supone un cargo directivo, esa razón me parece una solemne tontería, los hombres también tenemos hijos, y aunque no los parimos, una vez que han nacido tendríamos que tener hacia los mismos, el mismo grado de compromiso, y digo que deberíamos, porque la mayoría de las veces no es así.
De la misma forma estamos viendo como los primeros nombramientos que se están produciendo dentro del departamento de educación, nombramientos de altos cargos, están  siendo ocupados por hombres, aunque la consejera sea mujer, y a pesar del alto porcentaje femenino dentro de la profesión, como hemos comentado antes. ¿ Es que no hay mujeres preparadas para estas responsabilidades? Claro que las hay, y más que hombres, pero la realidad es que de momento de tres directores generales nombrados, ninguno de estos nombramientos ha recaído en una mujer. Esperemos que esto se subsane con los que quedan por realizarse.
Trabajo rodeado de mujeres desde siempre, y  lo hago sin ningún problema a pesar de estar en "minoría", ;-) ;-) . La realidad es que es algo indiferente, aunque tengamos diferentes formas de abordar algunos asuntos. Creo en la eficacia, en el saber hacer y en nada más a la hora de trabajar. Por eso, en un colectivo donde la mayoría son mujeres, deberían ser ellas quienes ocuparan casi todos los cargos directivos, por nada más que por el simple hecho del porcentaje.
¿ Por qué no es así? Por una cuestión cultural, seguimos siendo una sociedad machista, la igualdad de sexos no se trabaja poniendo todos los sustantivos en masculino y en femenino, eso es una tontería, se profundiza cuando se consigue una porcentaje de puestos de responsabilidad proporcional al número de mujeres y de hombres, no por ley, sino por equilibrio natural. No vemos mal que un entrenador entrene a un equipo de chicas, pero nos parece increíble que sea una mujer quien entrene a un grupo masculino. Cuando hayamos sido capaces de resolver este conflicto, entonces y solo entonces, habremos conseguido plena igualdad. De momento sería bueno que en el nombramiento de directores generales en el departamento de educación se viese mayoría de mujeres, están sobradamente preparadas y además gestionan con mayor inteligencia emocional.;-) ;-) Y claro está, que pudiésemos trabajar el tema desde un área tan impotante como Educación para la Ciudadanía.