UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

lunes, 5 de enero de 2015

QUERIDOS REYES MAGOS:

No sé vosotros, pero yo sigo creyendo en los reyes magos. Bueno para mí es muy fácil seguir creyendo, esta noche nos juntaremos todos para esperar la llegada de sus majestades y con quince niños el ambiente es mágico. Por ello voy a pedirles también algo para la escuela. En mi lista de deseos podrían estar los siguientes:

  • Responsabilidad para algunos padres. Cerca del colegio los días siete de enero se puede ver a algunos niños jugar en la calle con juguetes carísimos.  Curiosamente esos niños suelen utilizar las becas de comedor y no traer material de ningún tipo. Son una excepción, que nadie piense que generalizo, pero resulta muy llamativo. Para estos padres/madres pido toneladas de responsabilidad.
  • Diligencia para la administración. Cuando la administración es responsable de algo, como por ejemplo de dotar a los colegios con la partida presupuestaria para hacer frente a los gastos corrientes, no puede diferir esa responsabilidad durante meses, sé que estamos en crisis, pero no puede ser una excusa para todo.
  • Coherencia para algunos maestros. Muchas veces los maestros/as reclamamos cosas  sin darnos cuenta de que eso nos crea obligaciones que pasamos de soslayo, otra vez igual que en el caso de los padres se trata de una minoría, y en mi centro muy muy minoritaria; pero a veces los defectos de pocos/as pueden generalizarse por parte de la sociedad como si fuesen de la mayoría y eso es muy peligroso y dañino.
  • Actitud para los alumnos/as. En la sociedad de lo fácil en la que educamos muchos de nosotros/as, que por cierto ahora más que nunca creo que es irreal, la actitud de esfuerzo y de trabajo es algo difícil de encontrar. Por ello pido para mis alumnos/as una gran cantidad de esta gran virtud.
  • Paciencia para mí, para que los que me tienen que sufrir, tanto en el colegio como en el resto de ámbitos, no carguen con mis momentos difíciles.

Muchas gracias majestades, por favor de esto último quiero una gran cantidad, prometo usarla habitualmente y con abundancia y si alguna vez no lo hago, no dudéis en recordármelo.