UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

viernes, 21 de noviembre de 2014

¿MARKETING POR/DESDE LA ESCUELA PÚBLICA?

Desde la condición de funcionarios que ostentan los equipos directivos de los centros públicos, emana la engañosa creencia de que los colegios van a llenarse solos de nuevos alumnos/as cada mes de septiembre. Indudablemente si se crea un nuevo centro educativo, es porque ha surgido una necesidad por la presión del crecimiento vegetativo de una zona determinada, por ello los primeros años de existencia de un colegio o de un IES los "clientes" van a acudir automáticamente, superando la mayoria de las veces la demanda de plazas educativas a la oferta existente.

Pero como dice la canción "el tiempo pasa",  las áreas que atienden los centros educativos envejecen y la pirámide de población tiene cada vez la base más estrecha. Las plazas escolares empiezan a sobrar, la oferta pasa a ser mayor que la demanda, y llega la terrible supresión de las plazas escolares de los centros y aquí aparece una gran paradoja. Los padres que tienen que escolarizar a sus hijos, nuestros "clientes", buscan lo mejor para sus vástagos, pero es muy difícil valorar las características que distinguen cada uno de los colegios e institutos de su zona. Cuando uno compra algo material, tanto un plátano como un coche, la comparativa es sencilla: pero cuando necesitamos comparar la práctica educativa nos debemos fiar de lo que nos quieran contar o de la experiencia de usuarios anteriores, muchas veces deteriorada por los cambios que ha producido el paso del tiempo o por las deformaciones del boca a boca, todos hemos jugado al teléfono estropeado.

Los centros públicos no suelen ser conscientes de esta cuestión y de mala gana abren las puertas una jornada al año para que los padres puedan ver algo que se ha preparado con poco o nulo entusiasmo, sin embargo los centros de titularidad privada echan el resto para que los padres, no olvidemos, nuestros futuros clientes, puedan ver las excelencias de sus colegios por nímias que estas sean, y publicitándose exitosamente. Yo he llegado a ver a una madre feliz de pagar doscientos euros al mes porque en su colegio habia "recreos inteligentes" o sea que había algún maestro/a que jugaba a la comba con los niños/as.

Sin embargo en los centros públicos se tienen tantas iniciativas o más que en los concertados y privados. ¿ Por qué no las damos a conocer constantemente? ¿Por qué no mostramos todas nuestras excelencias que son muchas? ¿Por qué tenemos miedo a que vean como trabajamos?. Es un error no publicitarse constantemente en las buenas prácticas, en los buenos métodos. Me encantaría que los padres de mis alumnos/as pudieran vernos en clase cuando quisiesen, estoy orgulloso y seguro de mi trabajo. QUIERO MOSTRARLO. Así nadie tendría ninguna duda  sobre la idoniedad de mi colegio y no se deberían fiar de comentarios de terceros que suelen estar deformados.

Por eso creo que la escuela pública debe utilizar las técnicas de marketing, para mostrar todo lo que se hace y echar por tierra aquello de "lo privado funciona mejor que lo público". La pregunta es ¿cómo puedo hacerlo?. Y la respuesta es que de mil  maneras, os puedo decir las que utilizamos nosotros en el cole, o más bien os lo diré en otra entrada, que en esta ya me estoy alargando mucho y no quiero ser pesado, solo dejo unas pistas: