UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

lunes, 24 de noviembre de 2014

LA FLEXIBILIDAD

Cuando se habla de una estructura de trabajo, en una organización como puede ser la escuela, donde las pautas de actuación están muy marcadas para que cada uno sepa exactamente donde tiene que ir, lo que tiene que hacer y el momento cuando debe hacerlo, hablar de flexibilidad puede llevarnos a pensar en el caos. Y efectivamente es más fácil ser flexible dentro de un grupo de cinco personas que no en uno de quinientos, pero aún así no es imposible.

El secreto puede radicar en tener en cuenta todas las variables que se podrán producir cuando cambias una pieza del engranaje y sobre todo a cuantas personas y en que aspectos va a afectar ese cambio momentáneo. Y si somos capaces de contemplar la mayoría de estas variables, el trabajo es fácil.

Vayamos a ejemplos reales que pueden producirse dentro de una escuela,la nuestra por ejemplo, si yo quiero realizar para una actividad en concreto o para una serie de ellas, agrupamientos flexibles por nivel competencial, lo primero que tengo que hacer es tenerlo previsto a la hora de hacer los horarios, y para ello el horario de todo un nivel en una determinada área deberá coincidir, si es posible en todas las sesiones semanales, pero al menos en la mitad de ellas.
 Así nosotros disponemos de grupos de apoyo de proacción, actividades avanzadas, y le sacamos gran rentabilidad con pocos recursos humanos, puesto que las realizan simultáneamente los alumnos/as de los tres quintos de primaria con la intervención de una sola maestra que apoya a los tres grupos a la vez. Al tratarse de alumnos con un dominio curricular avanzado no nos importa el hecho de que el grupo sea numeroso, al revés, en grupos de alumnos/as de alto rendimiento el aumento de aportaciones resulta muy positivo, y por otro lado los responsables de área aprovechan que se quedan con sus grupos reducidos y con alumnos/as más homogeneizados, para así reforzar los estándares del área que estén menos consolidados, o sea matamos dos pájaros de un tiro. Para ello todos los niveles y en casi todas las áreas disponen de sesiones simultáneas, donde aplicamos los apoyos. En alguna como Literacy y Science todas las del nivel son coincidentes a partir de tercero, lo que nos da muchas posibilidades a la hora de realizar un agrupamiento totalmente flexible.
Con una organización de este tipo podríamos también buscar la especialización del docente en una determinada tarea o actividad y podrían rotarse para trabajarlas con todos los grupos de un determinado nivel, estoy pensando en algunas actuaciones en el laboratorio o en otras basadas en las TIC, solucionando los problemas de la evaluación de varios docentes en un mismo grupo, con una buena coordinación o alguna herramienta informática como lo que presentaremos en entradas posteriores.
Seguramente, bueno no seguramente, seguro, la labor de la confección de los horarios se hace mucho más dificultosa, pero si tenemos claro los objetivos que queremos conseguir es cuestión de dedicarle tiempo y ayudarnos de alguna herramienta generadora de horarios, y eso sí tomárnoslo como si se tratase de un sudoku.
    
Lo que está claro y puede extrapolarse a cualquiera de las actividades de nuestra vida es que la rigidez nos enclaustra el pensamiento, nos entorpece nuestros avances y nos limita el crecimiento personal.

Lo que aplicábamos a los docentes en la primera entrada de este blog, lo dañino que era el "siempre se ha hecho así" se puede aplicar a la estructura y organización de los centros. El mundo avanza a gran velocidad, hay nuevas necesidades y nuevas inquietudes, por lo tanto no podemos quedarnos en soluciones inmovilistas, tenemos que ser atrevidos y plantear nuevas soluciones a nuevos problemas, sobre esto versa este blog.
Ser flexible no puede ser solo realizar desdobles en algunas actividades, para ello necesitamos gran cantidad de recursos humanos, y seamos conscientes de la nueva realidad, nos guste o no nos guste, cada vez hay menos recursos humanos en los centros y sin embargo nos piden atender a necesidades mas individualizadas. Seamos imaginativos y afrontémoslo como un reto, no como un castigo, los principales beneficiados por esta actitud seremos nosotros/as y aún más que nosotros, nuestros alumnos/as.